Querétaro, ejemplo de desarrollo e inversión para Nayarit