Adiós a los macromedidores de agua en Querétaro