Batres compara a críticos de los libros de texto con miembros del Ku Klux Klan